domingo, 15 de noviembre de 2020

MARJAL DEL MORO SEPTIEMBRE 2020

El verano iba llegando a su fin, pero todavía nos quedaba Valencia. Es como una tradición. Los primeros días tuvimos playa, como de costumbre. Desde el apartamento observábamos a la pareja de cernícalos que cría en una fábrica abandonada frente a la carretera, las gaviotas de Audouin y las cabecinegras volando y buscando comida por la playa. Nuestro primer destino para pajarear era el Marjal del Moro. Allí habíamos quedado con nuestra amiga Ana, a la que conocí en el Racó hace 4 años, cuando aún estaba empezando a enterarme de lo que eran los charranes ;)

Nos despertamos pronto y vamos directos al parking del marjal. Pasamos por el primer observatorio, donde vimos varias malvasías, calamones y gallinetas. Ya se oían los charranes.

Cambiamos de sitio y nos acomodamos en el observatorio del final, donde observamos charrán elegante y porrón osculado hace años. Abundaban la garcilla cangrejera, los zampullines y los charranes patinegros.

Garcilla cangrejera

Por las orillas de las islitas se movían correlimos común y zarapitín, este último lo bimbé en el mismo sitio hace tres años. Hoy estoy nostálgico, lo siento. Por el carrizo revoloteaban buitrones y sobre este pasó fugaz una agachadiza que luego se posó junto a una malvasía.

Correlimos zarapitín
Charrán patinegro
Buitrón
Malvasía cabeciblanca y agachadiza
Zampullín chico
Correlimos zarapitín

A lo largo de la mañana aparecían calamones saliendo a darse un paseo fuera del carrizo. Vaya patas que tienen. Como he dicho antes, los zampullines abundaban por el marjal. 

Familia de zampullines

Garcilla cangerejera

Familia de zampullines
Calamón
Martín pescador 

Detrás del observatorio estaban nuestras amigas las canasteras, casi siempre presentes durante nuestras visitas veraniegas al marjal.

Canastera
Canastera

La hora de comer no tardó en llegar, así que tuvimos que volver a casa. Espero que os haya gustado la entrada, pronto subiré la siguiente,

Saludos, 

Rapaz Salvaje





viernes, 6 de noviembre de 2020

GALICIA 2020

Muy buenas a todos!

Seguimos en julio. Galicia fue uno de nuestros destinos este verano.  Estuvimos por Ortigueira, Foz y Viveiro. Como el camino desde Madrid hasta Galicia es muy largo, hicimos una parada en Villafáfila. La laguna estaba seca, pero aún así vimos bastantes cosas. Varias culebreras planeaban sobre nosotros, me llamó la atención una de ellas que era muy blanca. Ahora veréis. Dejando las culebreras aparte, las rapaces más numerosas eran los primillas y en menor número, los aguiluchos cenizos. También vimos pajarillos como las abubillas y el gorrión chillón.

Cernícalo primilla
Gorrión chillón
Abubilla
Aguilucho cenizo

Culebrera europea

Antes de llegar a Galicia paramos dos días en Oviedo para conocer al que hoy es nuestro perro Indi. Fue un amor a primera vista. 

Seguimos con el viaje hasta llegar a Foz, lugar que ya conoceréis por mis entradas de hace años. Foz es un pueblo de Galicia en el que hay una ría muy buena para la observación de aves. Comimos en un restaurante un pulpo delicioso, especialidad gallega. Las gaviotas patiamarillas sobrevolaban y se posaban en las mesas vacías y con restos de comida. No tardaron en tirar una copa al suelo.

Gaviota Patiamarilla

Dimos un paseo por los alrededores de Foz pero no sacamos mucha cosa. Solo un escribano soteño y muchas ortigas, las cuales se dieron muchos abrazos y no respetaron las distancias de seguridad con mis piernas. Gran idea la de mi padre de ir campo a través para llegar al coche.


Escribano soteño

Al llegar a nuestro apartamento en Cariño me percaté de que el muro de la casa de al lado estaba lleno de avispas velutinas. Estaban atacando a unas pobres abejas, las cuales se encontraban pegadas en grupo a la pared. No sé si me explico.


Que viene!!

Como no daba tiempo a hacer mucha cosa esperamos al día siguiente. Decidimos dar una vuelta por las carreteras que unen Cariño con el Cabo Ortegal. Pasamos por bosques de eucalipto y praderas llenas de niebla. Entre los arbustos se movían currucas rabilargas. De una rama salió una rapaz. Así de primeras parecía un ratonero, pero al verlo más de cerca pensé que podría ser un azor o un abejero. Tras preguntar a varios amigos quedó en abejero. Su ojo le delataba. Además de este, también vimos varios sobrevolando los eucaliptos.

Abejero europeo
Abejero joven
Abejero joven
Hembra de curruca rabilarga

Terminamos el día en el Cabo Ortegal, desde el que disfrutamos de una bonita puesta de sol.

 

Al día siguiente me desperté pronto para dar un paseo por la playa de Cariño. Muchas gaviotas patiamarillas, reidoras, alguna sombría y dos gaviotas cabecinegras. A medida que avanzaba la mañana iban saliendo nuevas especies, como un andarríos chico, un martín pescador y tres alcatraces en el puerto.

Andarríos chico
Gaviota cabecinegra 

Alcatraz atlántico

Como en las casas que habíamos alquilado no permitían perros, tuvimos que dejar a Indi en un "hotel" para perros en Foz. La siguiente casa en la que dormimos estaba en Viveiro, más cerca de Foz. Por el camino nos paramos a comer en Ortigueira, una parada obligada. Mucho zarapito trinador y muchísimos más reales. Entre ellos había ostreros y agujas colipintas.


A ver si encontráis a las colipintas entre los trinadores ;)

Durante nuestra estancia en Viveiro pude observar muchos ratoneros ( chillando a pleno pulmón ) y escribanos soteños, también cantando. Todos los días recogíamos a Indi del hotel y pasábamos toda la mañana y la tarde con él. En Foz fotografié un jilguero muy bonito y una tarabilla que se posó en un muro mientras dábamos un paseo. Es lo que puedo destacar.

Escribano soteño
Tarabilla

Jilguero común

Para terminar con la entrada, os dejo con un mirlo acuático que vi en un río de León, mientras comíamos en un restaurante de camino a casa. 


Espero que os haya gustado la entrada, pronto subiré la siguiente.

Un saludo, Rapaz Salvaje




lunes, 5 de octubre de 2020

OBSERVACIONES INTERESANTES DEL VERANO

 Después del viaje a Pirineos observé muchas aves interesantes en Colmenar y sus alrededores. La primera salida al campo que hice desde la vuelta a Madrid fue al embalse de Santillana con mi amigo Mario. Entre las aves más abundantes estaban los alcaudones, la mayoría jóvenes, las grajillas y los milanos negros. Una garza imperial se movía cerca nuestra, la cual se dejó fotografiar muy bien, pero prefiero poneros luego unas que salieron mejor. Justo cuando íbamos a cruzar el puente de piedra que pasa por encima del arroyo del Mediano, para que os situéis, vimos moverse algo en el agua. Eran dos culebras viperinas, una de ellas llevaba un pez en la boca y la otra se lo quería arrebatar. Sin duda un espectáculo. Al final se les escapó el pez de entre los dientes y se fue río abajo sin que estas se dieran cuenta. Al terminar la pelea cada una se fue por su lado.

Alcaudón común
Buitre negro
Culebras viperinas
Culebra viperina
Culebra viperina

Continuamos hacia el Samburiel y desde el puente vimos muy bien otra garza imperial pescar y moverse, además de una familia de currucas carrasqueñas. Espero que os gusten las fotos, jejeje.

Garza imperial
Garza imperial
Curruca carrasqueña

Cambiamos de día. En el Monte del Pardo, cerca de Colmenar, se pueden ver muchos bichos, desde aves como el águila imperial y culebrera, cigüeña negra y más, hasta mamíferos como el jabalí, el ciervo, el gamo y el corzo entre otros. Ya he estado varias veces, como recordaréis los que me leían desde hace tiempo. Mi padre y yo nos acercamos, pero no para pasar la tarde de siete a nueve, no, de diez a doce de la noche. No queríamos ver nada de lo anterior ya que resultaría complicado. íbamos a por el chotacabras, especie que siempre sale en los caminos que llevan hasta el Cerro Marmota. Vimos tres, todos chotacabras cuellirrojos. Y ya para terminar os dejo con un autillo que vimos en Morcuera y con Fermín. Y diréis, ¿ quién es Fermín ? Pues es un búho real que llevamos observando desde la cuarentena hasta hoy en la parte norte de Colmenar. Está en unas obras abandonadas, pero se mueve por la Dehesa y toda esa zona, es lo que suponemos. A veces viene a mi urbanización a cantar y se le escucha desde lejos. A veces hablo con él en idioma búho, ululando. No sé lo que le diré, pero me responde. Las fotos que veréis a continuación las saqué en una chimenea cerca de las obras, en una casa. Lo vi junto a Arsenio, un amigo de Anapri.

Chotacabras cuellirrojo
Chotacabras cuellirrojo
Búho real ( Fermín )
Búho real
Búho real
Vaya ojazos
Donde estaba

Autillo en un muro en el Puerto de La Morcuera

Espero que os haya gustado la entrada, vaya fotos que os tenía preparadas eh...

Saludos y pasad buena semana!!

Rapaz Salvaje