lunes, 2 de enero de 2017

Una sorpresa con garras

Salida al monte de Viñuelas
Ayer me fui a dar una vuelta por el monte de Viñuelas y me di una sorpresa pero que muy inesperada. Era la una de la tarde y nosotros salíamos de casa de mis abuelos después de pasar la nochevieja allí, teníamos planeado llegar a casa de mis otros abuelos para celebrar la comida del día uno, pero, por suerte, a mí se me ocurrió ir al camino que va bordeando el muro del monte de viñuelas. Así que fuimos mi padre y yo para allá y mi madre y mi hermano se fueron a pasear con mi tía y su perro por la urbanización. Para empezar, las palomas torcaces se apoderaban de todas las copas de los árboles que se veían por el camino hasta que empecé a notar la diferencia. Las aves rapaces cada vez eran más frecuentes en la zona. El busardo ratonero era el que más se observaba en el sitio.Ya todo parecía igual, las palomas torcaces, tan abundantes como siempre, y el busardo ratonero, que siempre que lo veo dudo si es cualquier otra ave rapaz.  Y mira que por dónde, al pasar por la finca de un amigo, aquí viene la sorpresa, volando a poca altura del suelo, un ave rapaz de tamaño considerablemente grande se posa en un árbol a poca distancia de nosotros. Yo no tenía ni idea de que clase de ave rapaz se trataba, podría ser un ratonero común o un águila imperial ibérica. Podía ser incluso un buitre leonado, pero cuando afiné la vista bien..., comprendí que era un ejemplar adulto de águila real.
Águila real
Busardo ratonero
Además de las rapaces, también había pajaritos como el jilguero, la lavandera blanca, el colirrojo tizón y el petirrojo europeo.

 Colirrojo tizón
Comimos con mis abuelos y antes de terminar el día, me salí a la terraza a ver los estorninos bajar al balcón de la casa. Estuve media hora en la terraza, esperando y esperando a algún paseiforme posarse cerca de mí. Del sol sólo quedaba la mitad, la otra mitad estaba en el otro lado del mudo. Cuando ya pensé que me iba a congelar, observé a un bonito petirrojo posarse en el muro de la casa. 
Petirrojo europeo
Y así me despedí del día.

5 comentarios:

  1. Si me gusta leerte, es, entre otros muchos motivos, por que a mi ya senecta edad (la vejez, como antes se decía) estoy aprendiendo tantas y tan bonitas cosas contigo. Muchas gracias, Rapaciño.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito el petirrojo!!! Es mi pajarito preferido :)..no conocía el colirrojo, es también muy bonito..No te congeles y sigue alegrándonos la vista con cada entrada a tu blog :)
    Un besito mi niño.Tu tía Patri :)

    ResponderEliminar
  3. Os envía besazos desde colmenar, bruno. Abuelo, te quiero.

    ResponderEliminar
  4. A mi también me gusta el petirrojo, es de las pocas aves que reconozco; contigo voy a aprender muchas más. Besos, Bruni.

    ResponderEliminar
  5. Me alegro que tengas este gran interés por la ornitología y la fotografía!! Y sobre todo por la edad tan temprana!! Te animo a que sigas investigando y fotografiando todas las aves q te encuentres.
    Abrazos

    ResponderEliminar