sábado, 29 de abril de 2017

MARJAL DEL MORO II


MARJAL DEL MORO II
Al día siguiente me desperté temprano con mi padre para intentar tener suerte y explorar el Marjal del Moro. Nada más llegar nos encontramos con unos observadores de Birding Albufera y nos dijeron que si nos queríamos ir con ellos a ver si conseguíamos observar a una polluela bastarda que últimamente estaba apareciendo por el marjal. Para llegar hasta donde se veía la polluela bastarda había que coger el coche e ir a otra parte del marjal. Cuando ya nos íbamos subiendo al coche nos dijeron que les había surgido algo del trabajo así que se tuvieron que ir. A nosotros nos dieron unas indicaciones para llegar al sitio, que estaba entre cañizos y juncos. Intentamos seguir el camino que conducía al sitio donde se veía la polluela. Cuando llegamos me di una sorpresa al ver que justo al lado de nuestro destino había una especie de campo encharcado lo que quiere decir que probablemente podía haber algún ave ahí. Y tenía razón, un grupo de moritos comunes salieron volando nada más verme con la cámara. Lo bueno es que se posaron a unos metros otra vez en el suelo para seguir comiendo. Unas cigüeñuelas, al igual que los moritos, también comían pacíficamente en el campo. Las cigüeñuelas ahora me resultan más fáciles de ver en la península. Siempre tan elegantes.
Morito común (dos ejemplares con plumaje nupcial)
 Estuve fijando bien la vista en las hierbas, seguramente había algo que se me escapaba. Desde otra parte del marjal se acercó volando un chorlitejo grande que acabó posándose a unos metros de los moritos. Una cigüeñuela aventurera se alejó de su grupo y se acercó a nosotros.

 Cigüeñuela común
Me sorprendió la cantidad de andarríos bastardo. Era la primera vez  que veía tantos, eran tres los ejemplares observados en el marjal. El andarríos bastardo es  común en una gran parte del litoral mediterráneo (Cataluña, Valencia, Baleares) porque está en paso, por eso se le ve con frecuencia en el Marjal del Moro y en L´Albufera.
 Andarríos bastardo
 Andarríos bastardo
Andarríos bastardo
A unos metros de los andarríos se encontraba un ejemplar de agachadiza común. No me la esperaba allí, entre todos los moritos y cigüeñuelas.
Agachadiza común
Después de ver a la agachadiza nos dirigimos hacia donde se veía la polluela bastarda. Mientras íbamos en su búsqueda nos encontramos con varios patos colorados, garzas reales, aguiluchos laguneros y una inesperada nutria. Al final no conseguimos encontrar a la polluela, así que nos dimos la vuelta y fuimos hacia la agachadiza. Los moritos cada vez estaban más cerca y se les podían hacer mejores fotos.
Morito común
Morito común
Lo malo es que en un momento dado salieron volando.
Morito común
Hubo unos pocos que se quedaron en la zona encharcada, pero a los minutos, también echaron el vuelo. Me dio tiempo a hacerles fotos.
 Morito común
Morito común
Y así terminamos nuestra mañana.

2 comentarios:

  1. Si no es por ti, habría confundido los moritos comunes que tan bien nos muestras con los ibis que pintaban los antiguos egipcios. Cigüeñelas, andarríos, agachadizas. Universo de seres que gracias a ti, descubro. Gracias por las fotos y gracias por como nos las cuentas.

    ResponderEliminar
  2. Me parece que igualmente habrías acertado, los moritos comunes son los mismos ibises que aparecen en las pinturas ejipcias. Gracias por el comentario, Rapaz Salvaje.

    ResponderEliminar