lunes, 4 de junio de 2018

PASO POR EL EMBALSE DE SANTILLANA

El pasado 16 de abril estuve dando una vuelta por el embalse de Santillana con mi padre. Nada más llegar nos sorprendieron varios milanos negros posados en la hierba. Pasamos la verja y unas aves me llamaron la atención. Estaban en compañía de ánades frisos. El calor no me dejaba fijar bien el foco en los individuos, así que decidí acercarme. Cuando ya iban tomando forma los identifiqué: eran una pagaza piquirroja (Hydrogprogne Caspia)  y un zarapito trinador (Numenius Phaeopus), ambos accidentales en la Comunidad de Madrid pero al ser época de paso se ven aves raras más fácilmente.
 Pagaza piquirroja
 Zarapito trinador
Hubo un momento que se sintieron inseguros y salieron volando. Me di cuenta de que había dos trinadores, el otro estaba alejado de todo, en una esquinita.
Zarapito trinador
Nosotros fuimos bordeando la orilla en busca de nuevas especies. En este recorrido nos sorprendieron varias cercetas carretonas, ánade friso,  dos tarros blancos y algún que otro milano negro.  Ahora nos dirigíamos hacia los nidos de garza real, para ver cómo iban este año. Y ahí estaba, la pareja en el nido; sin embargo, no conseguimos ver ningún pollo.
 Cerceta carretona
 Garza real
Nido de garza real
Cuando ya nos íbamos yendo un grupo de gaviotas empezó a volar en círculos sobre nosotros. Y entre ellas pude distinguir a la pagaza piquirroja, que al rato desapareció.
Pagaza piquirroja
Y así terminamos la tarde, 
Un saludo, Rapaz Salvaje.

4 comentarios:

  1. Bonitas las fotos y bonito el relato, Rapaz. Gracias.

    El Gavilán Viejo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Gavilán.
    Un saludo, Rapaz Salvaje.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena, este año vi mis priemras pagazas en mi provincia,Navarra.
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  4. Buenas, las pagazas son muy grandes y se arteven a todo. Parcecen urracas marinas. La primera vez que las vi eran tres y se picaban mucho entre ellas. Ya conocía tu blog,(bueno, tus blogs), y está (están) muy bien. ¡Enhorabuena por el patirrojo!
    Saludos, Rapaz Salvaje.

    ResponderEliminar